Escucha CLMActiva Radio: La radio más social de Castilla-La Mancha

CLM Activa Radio

Se abre en ventana nueva

Luis Miguel García-Marquina: "No hay medicina más beneficiosa y más barata que hacer deporte"

Publicado por redaccion el Viernes, 16 de Julio de 2021 - 12:53

Luis Miguel García Marquina es sin lugar a dudas un ejemplo de superación. A los 23 años se quedó parapléjico en un accidente practicando motocross y se agarró al deporte para superar este duro trago. Marquina deportista y abogado de profesión, es natural de Jerez de la Frontera (Cádiz), pero desde muy pequeñito se mudó a Tarancón. Viene de colgarse tres metales en los Mundiales disputados en Portugal, hace apenas unos días y de coronarse como ganador de las dos pruebas en la XXII Paracycling Bira, además de resultar campeón en el Campeonato de España celebrado en su ciudad, Tarancón, en la modalidad de MH3. Todo esto y mucho más le ha hecho ser seleccionado para representar a España en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

Luis miguel García

Hola Luis Miguel, antes de todo, cuéntanos ¿Desde cuándo y por qué esta relación con la localidad de Tarancón?

Porque desde muy pequeño empecé a vivir aquí en Tarancón. Me he criado, he crecido, he tenido dos hijos y vivo y trabajo actualmente aquí. Esta es mi ciudad, aunque naciese en Jerez de la Frontera, nos vinimos a Castilla-La Mancha.

¿Tu afición por el deporte desde cuando te viene? ¿Cuál es tu primera toma de contacto con este mundo? ¿cuándo empieza todo?

Yo creo que todo empieza cuando tenía 5 años, yo he sido siempre un apasionado de las motos, con 5 años me regalaron la primera moto de gasolina y comencé a darme cuenta que lo que me gustaba y donde disfrutaba era ahí, entrenando y compitiendo contra los demás y desde los 5 hasta los 23 años estuve corriendo en moto. No solamente corría en moto, jugaba al futbol, jugaba al tenis, hacía atletismo… Una de las cosas que nos ha enseñado la pandemia, es que estábamos todos locos por salir, porque el pasear, el caminar, el ir en bici hace que nos sintamos bien. Ya desde la antigua Grecia se decía aquello de “Mens sana in corpore sano” y es que la mente también necesita liberarse de nuestros quehaceres y más en la actualidad, donde estamos pensando todo el rato pensando en nuestro trabajo, en nuestras responsabilidades y al final el deporte lo que hace es ayudarte a liberarte de esto.

Ya lo hemos visto durante la pandemia, donde la gente estaba deseando salir de su casa después de la cuarentena e incluso hemos visto a gente que no solía realizar ejercicio saliendo a andar o correr.

Sí, en los colegios como ya sabes la asignatura de educación física se sigue dando y yo creo que tiene muchísima importancia. Además, soy de los que considera que el deporte en una sociedad es el termómetro de cómo está esa sociedad. No hay medicina más beneficiosa y más barata que hacer deporte, por ello el deporte debería formar parte de nuestro día a día.

¿Tu accidente supuso un antes y un después en tu relación con la competición? ¿este accidente te obligó a reinventarte a ti mismo?

Yo diría que sí, además con un hándicap añadido, porque yo había estado haciendo deporte toda la vida, desde los 5 hasta los 23 años, y además un deporte individual, y bueno tengo el accidente, ingreso en el hospital parapléjico de Toledo y en aquel entonces, en el 2002, no tenía acceso a tanta información (que se podía hacer, que tipo de deporte o modalidades adaptadas existían...) Pero una tarde, me bajé y vi a gente que estaba jugando al baloncesto en silla de ruedas, yo nunca había jugado al baloncesto pese a medir 1,91, pero me senté en la silla y sentí esa sensación que había tenido toda la vida, cada vez que montaba en la bici, en la moto o salía a correr, entonces yo pensé la necesidad, pese a tener el accidente, sigo teniéndola y así fue como yo comencé a jugar al baloncesto, donde estuve 10 años

¿Y cómo surge ese cambio del baloncesto al handbike?

Porque me llama un amigo y me dice que se iba a celebrar una maratón en Madrid y que había gente que iba a participar subidos en unas bicicletas adaptadas. Esto fue en 2014, no hace tanto, y me puse a investigar y hablé con el Hospital de Toledo y me dijeron que tenían una bicicleta que podían dejarme y bueno probé y me gustó, pese a terminar penúltimo o antepenúltimo, pero esa sensación de competir de forma individual y la velocidad me gustó, aunque me faltara la gasolina como en las motos, y por ello, terminó la temporada, dejé el baloncesto y me pasé al handbike.

¿Entonces puedes afirmar que no te arrepientes del paso que diste del baloncesto al handbike no?

No, hasta el punto, de que, si me dieran a elegir a correr en moto o seguir en este tipo de bici, ahora mismo seguiría con esta modalidad. La moto es demasiado riesgo constante, cada vez que salías a competir no solo estaba el riesgo de que te hicieses daño, sino que te podías matar o que te pasase lo que me acabó pasando a mi. Al final era mucho riesgo constante, y bueno los que somos moteros lo seremos y nos gustarán siempre, y ojalá no tenga que elegir nunca entre ambas cosas, porque quizás lo que te estoy diciendo ahora en otro momento cambiaría de opinión, pero vamos para nada arrepentido. Además, aunque te exige mucho a mi mujer y a mi nos ha hecho vivir momentos absolutamente increíbles.

¿Qué piensas de la gente que dice que el motociclismo es un deporte sobrevalorado y le resta merito a los deportistas que lo realizan?

Yo con esto tengo una anécdota, y desde aquel entonces no he puesto a menospreciar ninguna actividad deportiva. Hay que distinguir entre actividad física y deporte, la actividad física es lo que haces tu mismo para sentirte bien, es decir, andar, correr… pero el deporte es otra cosa, es competición y adrenalina. Cuando yo corría en moto que tenía 21 años, un día quedo con un amigo y venía acompañado de un amigo que hacía Badminton, y yo en ese momento corría en moto, que después de la bicicleta, para mi es el deporte más duro, no hay un deporte que te destroce más que el motocrós. Entonces, el amigo me dijo que jugaba al bádminton y yo me reí y dije “¿eso es un deporte? Deporte es lo que yo hago”, ahí él me dijo, vente un día y lo pruebas, y efectivamente fui, lo probé y a los 20 minutos estaba desecho. Con eso, aprendí una lección de que todos los deportes, cuando compites a un alto nivel, requieren un esfuerzo increíble, entonces menospreciar el esfuerzo que hace un deportista, ya sea jugando al futbol, haciendo ciclismo o natación, es porque no han realizado nunca un deporte.

Luis miguel garcía compitiendo

 Luis Miguel García-Marquina compitiendo con su bicicleta. Fuente: RFEC

 

En 2015 fuiste condecorado por los reyes de España con la cruz del mérito civil como ciudadano ejemplar por tu trayectoria. ¿qué supuso esto para ti?

Para mí fue un antes y un después. Te voy a contar algo personal, cuando yo tuve el accidente hasta ese mismo momento, a mi se me daba bien hacer todo lo que me proponía, tenía que estudiar y con relativa facilidad saqué mi carrera, tenía que hacer deporte, pues entrenando la mitad de los demás sacaba los mismos resultados. Pero cuando fui a Toledo, me di cuenta que para ganar autonomía no bastaba con que se me diera bien, sino que necesitaba esforzarme al máximo. Cuando conseguí hacer una rehabilitación muy buena, pues como me dio buen resultado decidí aplicar esa máxima a todos los aspectos de mi vida. Y lo apliqué y aplico en el ámbito laboral, familiar o ámbito deportivo. En el año 2015, yo recibo una llamada por teléfono, además estaba camino del ambulatorio porque tenía la cabeza cargada, y veo que es un número muy largo y lo descuelgo y me dicen, “Hola le llamamos desde la Casa Real” y yo me creía que era una broma de alguna emisora de radio, pero me dijeron que no, que era muy serio y que había sido seleccionado para recibir ese premio. Aquello era un reconocimiento de la más alta Institución del Estado a una proyección, a una forma de hacer las cosas, en todos los aspectos de mi vida. Siempre estaré muy agradecido, porque de verdad, supuso un antes y un después y una reafirmación en lo que había hecho hasta ese momento. Que con 35 años se reconociera una historia vital es de halagar y supone mucho para mí.

¿Podrías hacernos un pequeño resumen de tu trayectoria deportiva, porque si no recuerdo mal a parte de estas tres medallas que has conseguido en estos últimos mundiales, has ganado otros tantos más y alguno también en otro deporte no?

Los títulos así mas importantes que se me vienen ahora a la cabeza, cuando corría en moto fui varias veces campeón de Castilla-La Mancha en motocross y supercross, en baloncesto en silla de ruedas donde quedé también varias veces subcampeón de España, quedamos también subcampeones de Europa en una prueba intercontinental con el equipo de la Peraleda de Toledo y en la bici, he ganado 9 campeonatos de España, fui también una vez tercero del mundo y actualmente soy doble subcampeón del mundo en Team Relay y contrarreloj, miembro del equipo nacional y con posibilidades de ir a los Juegos Olímpicos de Tokio

 

¿Cuáles dirías que son para ti las claves del éxito?

El éxito para mi tiene dos ingredientes principales que son el tiempo y el esfuerzo, no hay atajos ni pastillas mágicas, ni conejos sacados de una chistera, solo es trabajo y tiempo. Además, a eso si le añades una ambición insana mucho mejor, porque hace poco tenía una entrevista con la Federación Española y les dije “lo que espero es que mi talento esté a la altura de mi ambición”, entonces si le pones trabajo, le pones tiempo y encima tienes ambiciones los resultados van a llegar, no siempre cuando uno quiere, pero al final siempre llegan.

Luis miguel garcía con medalla

Luis Miguel García-Marquina sujetando una de las medallas conseguidas en el Mundial. Fuente: RFEC

 

¿La pandemia cambió mucho tu manera de entrenar?

En realidad, los deportistas están acostumbrados a verse en situaciones complicadas, y sería egoísta que nosotros nos quejáramos de no poder salir a entrenar cuando había gente que se estaba muriendo, entonces había que priorizar, y la prioridad es la vida. En mi caso, yo pude entrenar con cierta normalidad, obviamente yo a la piscina no podía ir, porque la piscina municipal de Tarancón estaba cerrada por la pandemia, pero yo tengo mi gimnasio en el garaje, y la bici la entrené a través del rodillo, entonces conseguí una forma física muy buena. Además, creo que fue una oportunidad para los deportistas, porque aquellos que se dejaron llevar por la situación la melancolía, por el no poder entrenar, perdieron esos meses, por el contrario, aquellos deportistas que vieron esa oportunidad para entrenar todo lo que se pudiera mientras no se podía salir de casa, pues conseguían ese punto extra con respecto a sus rivales. La pandemia fue una situación más, la vivi con cierta normalidad, la respecté absoluta y escrupulosamente. Yo vivo a las afueras, y tengo el campo en frente, podía haber salido, pero no, creo que la situación era demasiado suficiente grave para que todos fuéramos responsables.

Por último, un consejo que le darías a las personas en tu situación que no se atreven o que ven inviable practicar deporte.

Posiblemente no sea muy bueno dando consejos, porque para lograr tus sueños tienes que tener también una forma de ser particular, pero no me gusta mucho regodearme mucho en las desgracias, ni tampoco los éxitos, cuando he ganado o he quedado segundo en una competición, bien lo pasas bien, los disfrutas, pero al siguiente día a otra cosa, porque no has llegado hasta aquí para eso. Yo creo que cuando sufres un accidente o un revés, esto no es distinto a aquella persona que pierde su hipoteca o pierde su trabajo, o gente que ha sufrido una situación como la de ahora que no podía abrir sus negocios y tenían que cerrar. Estas son situaciones absolutamente complicadas y difíciles y esta también lo es, y tiene que pasar el luto y tienes todo el derecho del mundo a pasar seis meses, un año o el tiempo que sea fastidiado intentando hacerte a la idea de lo que ha pasado. Pero es que la vida es un regalo, hay que disfrutarla, hace unos días tuvimos un ejemplo de un jugador que en toda su madurez y plenitud como deportista y con todos los controles habidos y por haber, casi pierde la vida. La vida es esto, disfrutarlo, y si lo que te apetece y apasiona es tu trabajo pues a trabajar, y si lo que te apasiona es el deporte, sueña fuerte y consíguelo, no hay otro consejo, no me veo en condiciones de aconsejar a otra gente, yo lo he intentado vivir con la mayor naturalidad posible.

Añadir nuevo comentario