Escucha CLMActiva Radio: La radio más social de Castilla-La Mancha

CLM Activa Radio

Se abre en ventana nueva

El 62% de personas con discapacidad tiene dificultades de acceso o uso de Internet, según un estudio de la Cátedra DicaTIC

Publicado por clmactiva el Lunes, 18 de Octubre de 2021 - 12:47

El estudio de la Cátedra DicaTIC ha tenido lugar durante la jornada ‘Brecha digital y discapacidad: Retos de investigación’.

 

Carolina Pascual, aboga por una “innovación inclusiva”

Los expertos que han intervenido en la jornada ‘Brecha digital y discapacidad: Retos de investigación’ coinciden en que el nuevo contexto europeo contempla la accesibilidad como prioridad, pero alcanzarla exige la implicación de todos los agentes de conocimiento, investigación, empresariales y ciudadanía.

El 62% de las personas con discapacidad encuentra dificultades de acceso a Internet o durante su utilización. Las principales causas son la “falta de formación”, el coste de la conexión y la ausencia de adaptaciones a las necesidades de usuarios con diferentes tipos de discapacidad, tanto en la presentación de los contenidos como en la navegación, según las conclusiones del segundo ‘Estudio sobre Brecha Digital y Discapacidad’ realizado por la Cátedra de Brecha Digital y Diversidad Funcional (DicaTIC), promovida por la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital de la Generalitat Valenciana.

En este contexto, las personas con discapacidad reclaman una mejora de la accesibilidad a las nuevas tecnologías, aplicaciones e Internet, y que sean realmente inclusivas. Es decir, que no se trata de que se desarrollen tecnologías especializadas en dar solución a los problemas de acceso o uso de cada colectivo, sino de que estén diseñadas y adaptadas desde un principio para que puedan ser utilizadas por todas las personas, con y sin discapacidad.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, subrayó que “la digitalización tiene que llegar a toda la sociedad; no podemos avanzar si parte de ella se queda atrás. Tenemos que implementar políticas y herramientas que hagan posible eliminar la brecha digital que afecta a las personas con discapacidad. Es fundamental que la innovación sea inclusiva”.

En este sentido, los expertos que intervinieron en la jornada ‘Brecha digital y discapacidad: Retos de investigación’, destacaron la necesidad de avanzar en concienciación e implicación por parte de todos los agentes de conocimiento e investigación, destacando las universidades, así como la corresponsabilidad por parte de las empresas y otras organizaciones. Destacaron los

avances que está suponiendo la nueva normativa europea, que incluye la accesibilidad como criterio central en todo tipo de proyectos, estrategias y políticas.

El director de la Cátedra DicaTIC, Manuel Martínez Torán, y la investigadora de la misma, Chele Esteve, explicaron que la planificación y desarrollo de la fase de investigación del estudio se desarrolló entre marzo y julio de 2021, y contó con el apoyo y colaboración de la mayoría de las organizaciones que trabajan con colectivos con discapacidad en la Comunitat Valenciana y con la implicación directa de más de 430 personas con distintos tipos de discapacidad (Física, Orgánica, Intelectual, Salud Mental, Visual y Auditiva).

Casi todas las personas con discapacidad anhelan y esperan de las tecnologías e Internet que les aporten un mayor nivel de autonomía; que les facilite los pequeños, pero importantes, detalles y acciones de la vida cotidiana (desenvolverse en el día a día, hacer trámites y desarrollar su actividad laboral), y una mayor conexión e interacción social (con sus familias, su círculo más cercano y con otras personas con circunstancias y limitaciones similares).

¿Qué tecnologías son las más utilizadas y para qué?

La mayoría de las encuestadas afirma que las nuevas tecnologías les han aportado importantes beneficios en cuanto a su relación con otras personas (en el 56,7% de los casos, que alcanza el 66,5% en el caso de la discapacidad intelectual) y para acceder a formación y educación (el 33,6%), además de para disfrutar de ocio, realizar gestiones desde casa -destacando los trámites con Administraciones y servicios públicos, de atención sanitaria y social, y gestión de prestaciones-, para ganar en independencia y para ejercer su trabajo.

En este sentido, reconocen que el no disponer de acceso a estas tecnologías y a Internet da lugar a una brecha o desigualdad. En concreto, el 79,6% de las personas que respondieron a la encuesta considera que es “un impedimento” y genera “una desigualdad muy importante”.

La mayoría de las encuestadas (el 53,1%) prima el uso de aplicaciones frente al de páginas web. Destacan, por nivel de uso, las aplicaciones relacionadas con ocio y cultura y aquellas que permiten la comunicación entre las personas. Les siguen las centradas en salud y educación y, a continuación, las relacionadas con el transporte, el turismo y las necesidades profesionales.

Aunque la mayoría de las personas con discapacidad que han participado en el estudio "se encuentran bien preparadas tecnológicamente", un 4,3% no dispone de conexión a Internet en su domicilio; el 30,5% afirma que no tiene smartphone propio y un 64,9%, tampoco tablet; un 19% no tienen cuenta de email, y un 69,7% no tienen firma digital.

Además, la mayoría (cerca del 59%) no tiene cuenta bancaria digital propia y hay un uso muy bajo de cuentas de compra online, debido, sobre todo, a la desconfianza o temor que genera en estos colectivos las transacciones económicas online.

Los datos y conclusiones del ‘Estudio sobre Brecha Digital y Discapacidad: Una perspectiva centrada en las personas’ permiten completar la visión aportada por el primer estudio de la

Cátedra de Brecha Digital y Diversidad Funcional, realizado en 2020 con la implicación de las organizaciones. En este caso, se ha contado con la participación directa de las personas.

En concreto, 396 personas con discapacidad completaron el cuestionario -con base en una plataforma online, criterios de lectura fácil, lenguaje de signos y de accesibilidad de los diferentes colectivos- y se llevaron a cabo seis focus group, con entre cinco y siete personas en cada uno, en colaboración con Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, Cocemfe (dos); la Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana, Fesord; Fundación ONCE, en discapacidad visual; Plena Inclusión, en intelectual, y ACOVA, la Asociación de Ayuda a Personas con Enfermedad Mental de la Comunidad Valenciana. El estudio contiene capítulos con análisis específicos de la situación y necesidades en cada tipo de discapacidad.

Jornada con expertos universitarios y emprendedores

Las conclusiones principales del estudio se han presentado en el marco de la jornada ‘Brecha digital y discapacidad: Retos de investigación’, que ha contado con representantes institucionales, de organizaciones que trabajan con personas con discapacidad y expertos en diferentes ámbitos relacionados con la investigación y el desarrollo de tecnologías accesibles.

"En las universidades, tenemos una especial preocupación por la brecha digital y una obligación de afrontarla y resolverla", destacó José E. Capilla, rector de la Universitat Politècnica de València (UPV), en la apertura de la jornada.

A lo largo de la sesión, han intervenido, Lourdes González, responsable del Área de Tecnologías Accesibles de Fundación ONCE; Pilar Orero, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona; Alejandro Moledo, del European Disability Forum; Hugo Ferrer, CEO de SemanticBots (Universitat Jaume I); Jose Mª Fernández Gil, de la Unidad de Accesibilidad Digital de la Universidad de Alicante; Juan José Lull, del grupo SABIEN-ITACA (Universitat Politècnica de València), y Sandra Martínez, del grupo Polibienestar (Universitat de València).

“Los expertos han mostrado hoy que una manera diferente de hacer las cosas es posible, plagada de retos y de oportunidades. Una manera que tenemos obligación de aplicar, transmitir y transversalizar para avanzar hacia un uso y aprovechamiento de las tecnologías en igualdad de condiciones”, subrayó María Muñoz, directora general para la Lucha contra la Brecha Digital de la Generalitat Valenciana, en la clausura de la jornada.

Añadir nuevo comentario