Ante el pase a una nueva fase en la desescalada de la situación de alerta sanitaria en la que estamos inmersos, el Colegio de Médicos de Toledo quiere mostrar su preocupación ante algunas de las situaciones que se han visto en los últimos días y animar a los ciudadanos a continuar preservando la seguridad propia y de sus entornos más cercanos

El colectivo médico y el resto de profesionales sanitarios en sus distintos niveles y competencias, hemos estado y seguimos al pie del cañón, en primera línea de atención a los pacientes, a los que han sobrevivido y a los que no. A veces con pocos medios de personal y recursos de protección, como demuestra la alta tasa de contagios entre el personal sanitario, que se ha situado en el entorno del 14%.
 
Por eso, y después del alto coste social y económico, del bajo porcentaje de inmunización alcanzado y de la dureza de las medidas de confinamiento, consideramos muy preocupante la relajación, casi insolidaria, de una parte de la población que puede poner en riesgo los resultados obtenidos hasta ahora. Por que no hemos derrotado al virus, solo hemos frenado su escalada y no estamos exentos aún de que pueda volver a expandirse y convertirse en un rebrote mortal.
 
Cambiamos de fase  en Toledo y ahora, una vez frenado el pico hospitalario, el epicentro sanitario de detección de la covid19, del aislamiento de pacientes y seguimiento de contactos entre la población pasa a la Atención Primaria, a los profesionales de los centros de salud y consultorios que requerirán los medios y refuerzos suficientes para que esa tarea sea efectiva para el control de la epidemia.
 
No debemos olvidar a las miles de personas que han muerto, muchas de ellas solas, ni a los miles de enfermos. No podemos tirar por la borda tanto esfuerzo.
 
0
0
0
s2smodern

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) es una de las organizaciones invitadas a comparecer ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica tras la COVID-19 creada en el Congreso, donde solicitará “un fondo de reconstrucción social para el tercer sector de la discapacidad”.

Así lo ha avanzado a Europa Press su presidente, Luis Cayo Pérez, que ha detallado que el objetivo es que este fondo permita “no reparar pero, al menos, minimizar todos los daños” económicos y sociales causados en la red de apoyo del movimiento de la discapacidad, que en España mayoritariamente se presta desde estructuras asociativas que “la pandemia ha debilitado y fragilizado”.

 
 Pérez ha adelantado que entre las medidas de futuro que defenderá el CERMI se hallan que “en la reconstrucción se tenga en cuenta lo social, y que no sea una mera reconstrucción económica, de repetir el mismo esquema de desarrollo y explotación económica” y que, junto con la sostenibilidad ambiental, haya “una sostenibilidad de la inclusión, un rostro social de la reconstrucción”, donde tienen que estar todos los grupos más vulnerables.

Asimismo, el presidente del CERMI ha detallado que pedirá que se ponga en marcha una nueva gobernanza social. “La participación y la corresponsabilidad en las decisiones ya no es solo cuestión de los gobiernos, de los poderes públicos, de los agentes sociales más tradicionales”, ha indicado, para después añadir que “tiene que abrirse porosamente” a las nuevas realidades de la ciudadanía que “tiene que estar en la toma de decisiones”.

En este contexto, el CERMI saluda y agradece al Parlamento que “haya querido escuchar la voz de la discapacidad organizada”. “Entendemos y creemos que tenemos mucho que decir de cara a la reconstrucción social y económica del país después de la pandemia o conviviendo con ella”, ha afirmado Luis Cayo Pérez.

Ha recordado que las personas con discapacidad y sus familias “han sufrido desproporcionadamente” los efectos de la pandemia. “Junto con los mayores, han sido de las más gravemente afectadas en todos los términos posibles, pero sobre todo en los más lamentables, de pérdida de vidas humanas y de afectación de sus vidas”, ha recalcado.

 “Muchos servicios de atención, de cuidados, de acompañamiento, muchos recursos sociales cerrados, clausurados o minimizados, lo que tendrá también un efecto en su salud, habilitación o rehabilitación, en su proceso de inclusión social, que se ha paralizado, detenido o ralentizado”, ha explicado el presidente del CERMI.

Finalmente, ha defendido su legitimidad para comparecer en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, a donde llevará un “claro” mensaje: “Toda reconstrucción pasa primero por una valoración de los daños, del mal causado por la pandemia y de intentar compensarlo, atenuarlo o remediarlo”.

https://www.moncloa.com/cermi-congreso-fondo-reconstruccion-social/

0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla