El sindicato ANPE consideró que la norma, que ayer publicó el DOCM, requerirá más apoyos en el aula

M.D.M. / ALBACETE La Consejería de Educación publicó ayer, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), el decreto por el que se regulará la escolarización en centros educativos del alumnado que requiere medidas individualizadas y extraordinarias de inclusión educativa.

Un documento que incluye novedades y mejoras en aspectos como la evaluación psicopedagógica del alumno para determinar qué necesidades requiere o los dictámenes de escolarización en el caso, por ejemplo, de los alumnos menores de tres años, que vayan a ingresar en el sistema educativo y que reciban ya atención por diversas causas relacionadas con el desarrollo del aprendizaje.

Para el sindicato de docentes ANPE, el desarrollo de este decreto es «positivo» aunque insistieron en que «para que se haga realidad debe dotarse a todos los centros de los medios materiales y humanos para poder desarrollarlo como establece la norma».

Así lo puso de relieve, en declaraciones a este diario, el responsable de Comunicación del sindicato ANPE en Albacete, Manuel Tébar, que expuso, por ejemplo, que está «muy bien» fijar en la norma que alumnos con discapacidad auditiva o visual puedan seguir el currículum que se marque en clase pero que «para ello habrá que dotar a sus aulas de los medios materiales y tecnológicos necesarios para ello». Medios que, ahora, no siempre existen, como lo también lo apuntó Tébar.

RECUPERAR APOYOS. Incidió en que el desarrollo «óptimo» de este decreto requiere, como en otras normativas de Educación, medidas como que «se recuperen todos los apoyos en Educación Infantil» o que en los centros haya «más profesores para desdobles», así como otro personal especializado para la mejor atención a los alumnos con necesidades específica.

Sobre el decreto, que ayer su publicó en el DOCM y cuyas medidas no tienen fecha de aplicación, cabe señalar que el pasado viernes se conocía que la Asociación Solcom, para la Solidaridad comunitaria para las personas con diversidad funcional y la inclusión social en Castilla-La Mancha, ha interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, un recurso contencioso-administrativo contra este decreto que regula la inclusión educativa del alumnado en dicha Comunidad Autónoma. Y el recurso ha sido admitido a trámite.

Entre otros aspectos, Solcom lamentó que el decreto «adolece de un aspecto esencial, como es no establecer que la educación inclusiva es un derecho fundamental». Lamentaron «la muy escasa o nula participación de los padres y familias que contiene el decreto» o «lo relativo a la titulación de los alumnos, que presenta especial problemática en la práctica». 

LA TRIBUNA DE ALBACETE

 

0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla