La concejala del PP Sonsoles Garrido se hizo eco, sumándose así, a las quejas planteadas por la asociación vecinal del Casco, Iniciativa Ciudadana, respecto al incumplimiento de la normativa de accesibilidad con el nuevo mobiliario urbano colocado por la obra de conexión peatonal de la estación de autobuses con el remonte mecánico de Safont.

La edil indicó que los vecinos se habían quejado de que los bancos de hormigón instalados «no cumplen con las medidas de accesibilidad de la ONCE» al carecer de respaldo o de apoyabrazos, por ejemplo.

Garrido se preguntó «para qué tenemos una Concejalía específica de Accesibilidad» recordando que la obra de Safont tiene un importante presupuesto, cercano a los 700.000 euros.

La concejal se teme que con este proyecto ocurra como con la reparación puntual de la plaza de Zocodover, terminada hace unos meses. «La ONCE detectó problemas en la obra de Zocodover que aún no se han corregido», censuró.

LA RESPUESTA.

El concejal de Urbanismo y Promoción Económica, Teo García, explicó que el proyecto de plaza pública y conexión peatonal del remonte mecánico del Miradero con la estación de autobuses ha contado con la supervisión de la ONCE en materia de accesibilidad, con quienes se han llegado a concertar tres encuentros para estudiar y avanzar en el mejor proyecto posible para esta área.

Teo García señaló «que el diálogo es constante ya no sólo con esta entidad, también con cuantas asociaciones y colectivos lo han solicitado interesándose por una actuación de mejora urbana que supondrá un nuevo espacio público para los residentes en los barrios de la Antequeruela y las Covachuelas, así como la antesala al nuevo recinto ferial en Safont».

La Tribuna de Toledo

0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla