El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, dos sindicatos o dos asociaciones de consumidores han remitido una carta a Martínez Guijarro para que se cumpla la normativa contra las gasolineras desatendidas

En los últimos cinco años el número de gasolineras de la provincia Cuenca ha pasado de 93 a 157, de las que 86 abren las 24 horas del día. Sin embargo, a pesar de haber aumentado el número de estaciones de servicio, el empleo ha retrocedido. En 2014 había 371 trabajadores y en la actualidad hay 354, según el informe elaborado por CCOO Industria utilizando datos propios y del Gobierno de España.

Este sindicato, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (CERMI), FACUA CLM, la Confederación de asociaciones vecinales y consumidores de CLM (CAVE) y la Federación de Industria Construcción Agro de UGT se posicionan a favor de la estaciones de servicio con atención de personal y así se lo han trasladado a través de una carta a José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, al que le piden una reunión para abordar este asunto.
Los sindicatos y las organizaciones vecinales, de consumidores y de personas con discapacidad más representativas de CLM alertan "contra los negativos efectos sobre el empleo y la economía, la desprotección de derechos, el daño a la competencia y los riesgos de seguridad que conlleva la apertura de gasolineras desatendidas.

"Pese a que el decreto autonómico de vigente, el 33/2005, obliga a que cada estación de servicio disponga ‘en la propia instalación, mientras permanezca abierta y en servicio, al menos de una persona', desde 2014 a 2019 se han abierto en CLM 329 nuevos puntos de venta de carburantes, que deberían haber generado 1.645 nuevos puestos de trabajo y sin embargo solo han generado 12. Eso significa que la mayoría de estas nuevas gasolineras abren sin personal ninguno", advierten desde estas organizaciones en una nota de prensa difundida por Comisiones Obreras.

Marcelina de la Vega, asesora jurídica de CERMI-CLM, ha recalcado que "cuando hablamos de una Castilla-La Mancha despoblada y con un porcentaje de personas con discapacidad que viven en el medio rural cada vez es mayor, hay que advertir las estaciones desatendidas limitan muchísimo las opciones de estas personas para ejercer la libertad de movimientos y sus posibilidades de acceso al empleo en igualdad de condiciones al resto".

Por todo ello, CERMI, FACUA, CAVE, CCOO-Industria y FICA-UGT reclaman a Martínez Guijarro que la Administración exija a las estaciones de servicio de carburantes que cumplan el decreto vigente; y le pedirán que el nuevo Decreto que el Gobierno de CLM lleva dos años preparando "no lo modifique a peor".

"Queremos que se mantenga la exigencia de que cada gasolinera cuente con la presencia al menos de una persona por turno, porque solo así se podrá salvaguardar el empleo en el sector y garantizar los derechos de las personas consumidoras, de las personas con discapacidad y de las personas mayores. Y queremos que la nueva normativa incremente las sanciones actualmente establecidas, porque los propietarios de estaciones desatendidas prefieren pagar las multas, 300 euros, que contratar a personal. Les sale más rentable", concluyen estas organizaciones.

0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla