Por primera vez en la historia de Castilla-La Mancha, la atención del centro de día va a ser compatible con la Prestación Económica para Cuidados en el Entorno Familiar (Pecef). Así lo señaló ayer la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante su visita al centro multifuncional de la Asociación de Familiares y Amigos de personas con alguna discapacidad (Afymos) en Socuéllamos.

Sánchez reconoció el trabajo de todas y todos los profesionales y el apoyo de la gran familia de Afymos para mejorar el bienestar de las personas con discapacidad, al tiempo que destacó que la compatibilidad de la atención en el centro de día con la Pecef es una novedad muy importante para mejorar la vida de las personas con discapacidad que queda recogida en el Decreto de Procedimiento de Dependencia publicado el miércoles en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

El Decreto entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el DOCM, y esta compatibilidad lo hará a los seis meses. A partir de ese momento, se podrá compatibilizar el centro de día con el 50% de la prestación económica Pecef para personas con discapacidad y en situación de dependencia con Grado 3.

Dijo que desde el Gobierno del presidente Emiliano García-Page se ha dado «un paso importante en materia de apoyo a las personas con discapacidad», con recursos como los centros de día y los servicios de capacitación con los que cuenta Afymos, «fundamentales porque suponen la parte más cercana para que las personas con discapacidad consigan un empleo». Sánchez felicitó a la asociación porque ha conseguido que el 50% de las personas que asisten a su centro de capacitación se hayan incorporado al mercado laboral, lo que supone «un gran paso y un impulso para la normalización y la inclusión».

CONVENIO. Por otro lado, el Ayuntamiento de Socuéllamos y Afymos firmaron el miércoles un convenio de colaboración por el que seis de los usuarios del centro de día que gestiona esta asociación podrán realizar las prácticas, junto a los conserjes contratados por el Consistorio, en los centros escolares y edificios públicos socuellaminos.

Este convenio, que no tiene coste para el Ayuntamiento, permitirá que estos seis usuarios completen la formación teórica recibida de la FUNDACIÓN ONCE con una semana de prácticas en los colegios El Coso, Carmen Arias y Gerardo Martínez, así como en el Museo Torre del Vino, el polideportivo Ramón Lodares y el centro social Carmen Arias. La alcaldesa, Pruden Medina, dijo que este convenio es «un orgullo para este Ayuntamiento, que siempre tiene en cuenta a las personas con discapacidad reservando plazas para ellos en los procesos de contrataciones».

LA TRIBUNA DE CIUDAD REAL

0
0
0
s2smodern
Joomla templates by a4joomla